Super TC2000
2017 Julio 02
Carrerón en Rafaela

Spataro convirtió en un Rombo al óvalo de Rafaela.

Emiliano Spataro, Matías Rossi y Facundo Chapur en el podio.
El público expresó luego de la final: "Apasionante, exigente, de máxima tensión son las carreras en Rafaela". Y por eso se recuerdan las finales de 2005, de 2015 y la recientemente disputada este 2017.



El “Templo de la Velocidad” de Rafaela se convirtió en un nuevo Coliseo.
Emiliano Spataro (Renault Sport) logró imponerse por sobre Matías Rossi (Toyota Gazoo Argentina) y Facundo Chapur (Team Peugeot Total Argentina).
El 8vo puesto de Mariano Werner lo convirtió en el nuevo líder del torneo con el Peugeot Nro44 que alista el equipo que comanda Ulises Armellini.



La vanguardia mostraba a un Peugeot (Werner), un Ford (Fineschi), un Citroën (Moggia), un Chevrolet Canapino), un Toyota (Ponce de Léon) y un Renault (Spataro). El delantero perdía el alerón trasero del 408 y dominar al León era un desafío para el paranaense.



En el noveno giro adquiría el combo perfecto Moggia al tomar el primer lugar. Pero Werner no se rendía y Canapino deseaba el trofeo mayor. Spataro era tercero y ahora Urcera aparecía en escena como cuarto.



Spataro que se posicionó como escolta a solo 200/1000 de Moggia. Por detrás las posiciones se enrocaban permanentemente, siendo en el 16to giro 3ro Urcera, 4to Fineschi y 5to Rossi. Werner para ese entonces marchaba 7mo por detrás de Canapino.

La rotura del parabrisas dejó al Campeón Agustín Canapino fuera de contienda cuando la vuelta 17 quedaba en el recuerdo. El liderazgo en el torneo ya corría peligro para el “Titán de Arrecifes”.
Pero el Auto de Seguridad recobraba protagonismo en el 21er giro por la detención en pista de Juan Ángel Rosso. Solo quedaban 7 vueltas por delante y dos de ellas eran neutralizadas.

El sprint final de 5 vueltas mostró a Spataro utilizar su experiencia sobre Moggia quien defendió de gran forma la vanguardia hasta que su unidad rompió un neumático y perdió rendimiento, culminando finalmente 19no. A partir de allí Spataro se afianzó como líder y, sorprendentemente, Rossi apareció como escolta (partió 11mo) agigantándose en sus espejos retrovisores. A pesar del esfuerzo no pudo el alto Grandero con el pequeño Gigante que lo miró desde arriba en el podio. .....